Del plato al hombre

Campylobacter jejuni se transmite directamente a los seres humanos a través del consumo de animales infectados, especialmente aves de corral. Esta transmisión también puede producirse a través de agua contaminada o de leche no pasteurizada.

A diferencia de Listeria monocytogenes, Campylobacter jejuni es una bacteria frágil: es muy sensible a la congelación y se destruye totalmente durante la cocción.

 

 

Con frecuencia se transfiere de un alimento contaminado con esta bacteria a otro que no lo está durante la preparación de la comida, ya sea por falta de atención o de higiene: por ejemplo, cuando se corta pollo crudo y ensalada en la misma tabla de cocina.

Carne a la parilla o fondue de carne

Las infecciones causadas por Campylobacter jejuni ocurren preferentemente durante el verano, época en la que se hacen más barbacoas y a finales de año, durante la temporada de la “ fondue de carne”. Para prevenir la infección por esta bacteria se recomienda:

  • Cocinar completamente la carne de ave de corral (pollo, pavo, pato) ¡ojo con las barbacoas!
  • No mezclar el jugo de la carne con la ensalada. Debe tenerse cuidado a la hora de transportar estos alimentos en una nevera.
  • La utilización de platos individuales o de platos con compartimentos cuando se coma fondue de carne. Esta medida sirve para evitar que el pollo crudo entre en contacto con otros alimentos no cocinados (ensaladas, verduras crudas, salsas…).

Una enfermedad muy común

Campylobacter jejuni origina una enfermedad leve que cursa con fiebre, dolor abdominal, náuseas y diarrea. La infección se trata eficazmente con antibióticos1, aunque no siempre son necesarios. De hecho, las personas que adquieren esta infección suelen curarse espontáneamente en dos semanas, incluso en ausencia de tratamiento. Campylobacter jejuni es la principal causa de gastroenteritis2 bacteriana en Europa. En Suiza se registran entre 7.000 y 8.000 casos al año (cifra OFSP 2017).

 

 

Antibiótico1 = Es un medicamento que permite matar a las bacterias o, al menos, frenar su crecimiento. Los antibióticos actúan frente a las bacterias pero no sirven para tratar infecciones producidas por virus o parásitos.

Gastroenteritis2 = Infección del aparato digestivo que afecta tanto al estómago (del griego gaster) como al intestino (del griego enteron). Pueden ser de origen viral (ej: las ocasionadas por enterovirus) o bacteriano (como por ejemplo la causada por Campylobacter jejuni).