La bacteria Salmonella enterica está presente en numerosos animales como las aves de corral, los cerdos, el ganado y los reptiles, en los que no produce enfermedad.

Se transmite al hombre a través del consumo de alimentos contaminados, generalmente huevos, carne o leche. Puede transmitirse también cuando se bebe agua contaminada con excrementos de animales.

La cocción la destruye totalmente y su proliferación puede evitarse si los productos se conservan en el frigorífico.

Los huevos crudos, ¡un mayor riesgo!

Todos los platos preparados con huevos crudos representan un riesgo de infección por Salmonella enterica.

Por este motivo, utilice siempre huevos frescos para hacer mayonesas, mousse de chocolate, tiramisú y otros postres y guárdelos en la nevera si no los va a comer inmediatamente.
Si usted consume habitualmente huevos crudos, ¡asegúrese de que sean muy frescos!

Salmonella enterica causa diarrea acompañada de fiebre, dolor abdominal, náuseas y vómitos. La salmonelosis no es una enfermedad muy grave: en general, las personas con salmonelosis se curan de manera espontánea. El tratamiento con antibióticos1 no suele ser necesario en la mayoría de los casos.

En Suiza se producen cada año entre 1.200 a 1.500 casos confirmados de salmonelosis (cifra OFSO 2017), lo que la sitúa como la segunda causa más frecuente de gastroenteritis2 de origen bacteriano, por detrás de Campylobacter jejuni.

¡Cuidado con la deshidratación !

Sin embargo, si la diarrea es grave, el enfermo puede perder agua muy rápidamente con el consecuente riesgo de deshidratación. Este riesgo es especialmente notable en los niños pequeños y en los ancianos. La prioridad radica en asegurar al organismo un aporte adecuado de líquido y sales minerales. De hecho, hay soluciones de rehidratación para este fin disponibles en las farmacias

Antibiótico1 = Es un medicamento que permite matar a las bacterias o, al menos, frenar su crecimiento. Los antibióticos actúan frente a las bacterias pero no sirven para tratar infecciones producidas por virus o parásitos.

Gastroenteritis2 = Infección del aparato digestivo que afecta tanto al estómago (del griego gaster) como al intestino (del griego enteron). Pueden ser de origen viral (ej: las ocasionadas por enterovirus) o bacteriano (como por ejemplo la causada por Campylobacter jejuni).