Una familia poco recomendable

La bacteria Chlamydia psittaci forma parte de la familia de las clamidias1. Todas las bacterias de esta familia son estrictamente intracelulares2. Hay dos miembros de la familia que son muy conocidos; Chlamydia pneumoniae, que produce neumonía y, sobre todo, Chlamydia trachomatis, causante de una enfermedad de transmisión sexual o, en algunos países, de una infección de córnea llamada tracoma3.

 

Las aves involucradas

Son los pájaros quienes transmiten la bacteria al hombre, sobre todo periquitos y loros, pero también palomas, gorriones y aves de corral como pavos y patos.

 

En 1879, siete miembros de una familia cerca de Zúrich (Suiza) sufrieron repentinamente neumonía grave. Esta familia rica acababa de adquirir un loro de ultramar. Un médico suizo estableció el vínculo entre el pájaro y la enfermedad en humanos. En ese tiempo no se pudo determinar qué bacteria era la causante de la infección. La identificación de Chlamydia psittaci no se produjo hasta 1929, durante un brote en aves de corral que causó más de 300 muertes en Europa.

 

Las aves afectadas no muestran síntomas de enfermedad durante meses. Sin embargo, eliminan la bacteria a través de sus excrementos o secreciones nasales y los humanos se infectan por inhalación. La bacteria puede transmitirse también por picadura de pájaros infectados, por contacto entre boca y pico y por manipulación de las plumas. No se da transmisión de persona a persona, lo que significa que alguien que se ha infectado no puede transmitir la bacteria a su entorno

Una enfermedad de gravedad variable

La enfermedad causada por Chlamydia psittaci se llama psitacosis. Normalmente produce una simple infección con fiebre y síntomas similares a los de la gripe. En algunos casos puede evolucionar hacia una neumonía grave que podría ser fatal si no se trata. Afortunadamente, esta infección se trata eficazmente con antibióticos4. La psitacosis es una enfermedad rara debido a que la mayoría de las aves no se infecta y a que se confunde a menudo con una simple gripe.

 

 

Clamidia1 = Hay varias especies de Clamidia que causan una gran variedad de enfermedades. Una de estas bacterias, Chlamydia trachomatis, es la responsable de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) bastante frecuente que afecta a aproximadamente el 5% de la población sexualmente activa en Europa. La infección puede pasar desapercibida porque a menudo no presenta síntomas. Pero es contagiosa y puede causar infertilidad y abortos en las mujeres que lo padecen.

Intracelular2 = Se dice de una bacteria que para sobrevivir y multiplicarse necesita estar dentro de una célula. Hay bacterias intracelulares estrictas, que no pueden multiplicarse fuera de una célula y bacterias intracelulares facultativas que pueden proliferar incluso en ausencia de una célula hospedadora. Las bacterias intracelulares estrictas son difíciles de cultivar en el laboratorio y, por esta razón, no se detectan fácilmente con las técnicas de cultivo más utilizadas habitualmente para su diagnóstico.

Tracoma3 = Infección ocular que afecta inicialmente al párpado, pero con el tiempo puede producir lesiones en la córnea y provocar ceguera. El tracoma está especialmente presente en el África subsahariana y puede ser transmitido por moscas. Es la causa más común de ceguera de origen infeccioso.

Antibiótico4 = medicamento que permite matar a las bacterias o, al menos, detener su crecimiento. Los antibióticos actúan contra las bacterias, pero no son eficaces frente a enfermedades causadas por virus y parásitos.