¡Aquí hay gato encerrado!

Bartonella henselae es una bacteria intracelular1 facultativa, que se encuentra frecuentemente en la saliva de gatos domésticos. Éstos se transmiten la bacteria entre ellos mediante la picadura de pulgas (Ctenocephalides felis).

 

 

Los gatos no muestran signos de enfermedad y pueden ser portadores de la bacteria Bartonella henselae incluso estando limpios y bien cuidados.

Bartonella henselae es la responsable de la “Enfermedad por arañazo de gato”. Esta bacteria se transmite a humanos mediante arañazos o mordedura o directamente por picadura de pulgas de gato. En ocasiones incluso los perros, conejos y monos pueden transmitirla.

El riesgo de exposición más alto se encuentra en niños, que pueden llegar a representar hasta un 80% del total de la población afectada por esta enfermedad.

 

Infección bajo vigilancia

Esta enfermedad normalmente se manifiesta con la aparición de un ganglio inflamado (bulto) próximo al lugar del arañazo o la picadura de pulga, acompañado a veces de fiebre y dolor de cabeza.

En la mayoría de los casos, el ganglio desaparece espontáneamente en aproximadamente 3 semanas y no requiere la administración de antibióticos2.

 

A veces el nódulo infectado puede no resolverse espontáneamente y la infección se prolonga durante meses. En ese caso es necesario tratamiento quirúrgico y/o antibióticos. También se requiere tratamiento antibiótico a veces cuando la infección se produce cerca de los ojos.

 

En caso de arañazos y mordeduras de gato

No hay que tomarse los arañazos de gato a la ligera, incluso si se trata de nuestro animal de compañía. La herida debe limpiarse, desinfectarse y vendar con una gasa estéril. No es necesario consultar a un médico a menos que la herida sea profunda o esté caliente y duela.

En caso de mordedura de gato, se incrementa el riesgo de infección grave. Aparte de Bartonella henselae, los gatos pueden transmitir otras bacterias mucho más peligrosas como Pasteurella multocida que requieren tratamiento antibiótico preventivo.

 

 

Intracelular1= Se dice de una bacteria que para sobrevivir y multiplicarse necesita estar dentro de una célula. Las bacterias intracelulares estrictas no pueden multiplicarse fuera de la célula hospedadora mientras que las bacterias intracelulares facultativas pueden proliferar también en ausencia del hospedador. Es muy difícil cultivar bacterias intracelulares estrictas en el laboratorio y por eso a menudo no se detectan con las técnicas de cultivo más frecuentemente utilizadas para el diagnóstico.

Antibiótico2 = Es un medicamento que permite matar a las bacterias o, al menos, frenar su crecimiento. Los antibióticos actúan frente a las bacterias pero no sirven para tratar infecciones producidas por virus o parásitos.