En casa, ¿cómo prevenir la proliferación de microorganismos?

Unos sencillos gestos pueden ayudar a preservar la calidad del agua y evitan que bacterias como Legionella o Mycobacterium se multipliquen y se conviertan, debido a su número, en un problema de salud.

  • Limpie regularmente los humidificadores y sistemas de aire acondicionado.
  • Mantenga la calidad del agua de jacuzzis y piscinas mediante la adición de cloro.
  • Antes de darse la primera ducha en un apartamento no utilizado durante un tiempo (recién alquilado, apartamento de vacaciones), deje correr el agua durante unos treinta segundos. Esto eliminará los microorganismos que pueden estar en el agua estancada de la alcachofa.
  • Al hacer reformas, tenga cuidado de evitar la formación de codos donde el agua se pueda estancar y favorecer el crecimiento bacteriano.

Calidad del agua potable

Por supuesto, la responsabilidad de proporcionar a todos agua potable de la más alta calidad es, ante todo, de las empresas especializadas en este campo. En ellas se utilizan diferentes técnicas físicas y químicas para reducir la cantidad de microbios presentes en el agua que bebemos y también los que podemos respirar a través de aerosoles1.

Tratamiento de aguas residuales

Las aguas residuales también se tratan de manera altamente controlada, de modo que, cuando sale de la planta, el agua se puede verter en nuestros ríos, lagos o el mar.
El agua que sale de las plantas de tratamiento de aguas residuales es tan buena que puede usarse para regar campos o jardines públicos.

 

 

Aerosoles1= Pequeñas gotas de agua que pueden ser transportadas por el viento y por corrientes de aire y entrar en nuestras vías aéreas.