Además de visitar playas sublimes, de ver animales sorprendentes y de conocer a nativos acogedores, cuando viajamos también podemos encontrar:

Bichos pequeños que pican…

La mayoría de los microbios que se encuentran en las regiones tropicales y subtropicales se transmiten por la picadura de insectos que se alimentan de sangre, como el mosquito tigre, el mosquito anófeles o la mosca tsé-tsé. Evita que te piquen y:

  • Duerme dentro de una mosquitera impregnada de insecticida.
  • Rocía tu ropa de insecticida y recubre tu piel con lociones anti-mosquitos.
  • Vístete con pantalón largo y camisas de manga larga de color claro.

y alimentos que no debemos comer:

Puedes evitar los microbios que se transmiten por alimentos contaminados:

  • Aplicando a todos los alimentos la siguiente regla: “Si no está hervido, cocinado o pelado, olvídate de comerlo”.
  • Consumiendo siempre agua mineral embotellada, incluso para lavarte los dientes.
  • Aplicando reglas estrictas de higiene para la conservación y preparación de los alimentos.

Hombre prevenido vale por dos

Antes de realizar un viaje a los trópicos consulta las páginas web especializadas en atención al viajero  para informarte sobre los posibles riesgos y las medidas de prevención.

Se sabio!
Si tienes pensado viajar a una zona donde el riesgo de contraer paludismo sea elevado, tómate un medicamento antipalúdico de manera preventiva. Si vas a una zona con riesgo moderado o bajo de paludismo, puedes llevar contigo el medicamento y tomarlo en caso de tener fiebre y no poder acudir inmediatamente a un médico

Si a pesar de todas estas medidas tienes fiebre o te encuentras enfermo después de regresar de tu viaje, consulta inmediatamente a un médico.