Bacterias intracelulares y virus resistentes a las amebas

¿Sabía que Legionella, las micobacterias de la especie kansasii o avium , las bacterias similares a las clamidias (paraclamidias) y algunos virus gigantes como el Lausannevirus tienen la capacidad de sobrevivir dentro de las amebas? Éstas son muy abundantes en las conducciones de agua.

La hipótesis más probable es que la coevolución que se ha producido entre Legionella y las amebas haya facilitado el desarrollo de mecanismos de virulencia en la bacteria, lo que le ha permitido resistir a los macrófagos alveolares cuando las bacterias entran en contacto con humanos transportadas por aerosoles.

De manera similar, algunas micobacterias, incluida Mycobacterium avium, no solo sobreviven sino que pueden dividirse dentro de las amebas libres presentes en las redes de agua. Por eso estos protozoos unicelulares se consideran reservorios y nichos replicativos para microbios resistentes a amebas (1).
Las amebas libres también pueden servir como armaduras protectoras para las bacterias internalizadas cuando se encuentran en forma de quistes. Además, como las amebas se alimentan de bacterias parece que dentro de estos protozoos (2) ocurren muchos intercambios genéticos entre diferentes microorganismos.

En los últimos años, hemos utilizado amebas en Lausana en un sistema de cultivo celular llamado co-cultivo (3,4). Este enfoque nos permitió descubrir muchas nuevas especies bacterianas, incluyendo Estrella lausannensis y Criblamydia sequanensis (5,6), dos bacterias relacionadas con las clamidias. El uso de co-cultivos también condujo al descubrimiento de nuevos virus gigantes, incluyendo Lausannevirus (7) y Cedratvirus lausannensis (8). Gracias a ellos hemos podido estudiar y comprender mejor la evolución de los microbios que se encuentran en condiciones alopátricas o simpátricas (9).

Actualmente, Legionella, las micobacterias atípicas (M. avium y M. kansasii), así como las bacterias relacionadas con la clamidia y los virus gigantes representan los cuatro tipos principales de microbios resistentes a amebas.
Sin embargo, la biodiversidad de las bacterias resistentes a amebas es mucho mayor y también incluye diferentes bacterias del género Bosea y Afipia, incluidas Bosea lascolae y Afipia lausannensis, descubiertas en el Instituto de Microbiología de la Universidad de Lausana (10).
Por último, tenga en cuenta que la mayoría de los patógenos de amebas son posibles agentes etiológicos de la neumonía (11). Varios estudios, sobre Parachlamydia acanthamoebae concretamente, han sugerido que esta bacteria podría desempeñar un papel en las infecciones respiratorias e incluso participar en aproximadamente el 0,5 – 2% de los casos de de neumonía adquirida en la comunidad (12, 13, 14).

Los riesgos son limitados

Si bien los jacuzzis, los humidificadores, los nebulizadores y los sistemas de aire acondicionado pueden exponernos a diferentes microbios, incluida la Legionella, ¡no hay que entrar en pánico o convertirse en hipocondríaco!

De hecho, como lo muestran las tarjetas de actividades sin riesgos, un jacuzzi bien mantenido o una ducha limpia y de uso regular no representa un riesgo significativo. Es principalmente cuando el agua está estancada (por ejemplo, en un cabezal de ducha de una casa de vacaciones) cuando el riesgo puede ser importante.

Además, los problemas que provocan Legionella y otros microbios resistentes a amebas solo afectan realmente a los sistemas artificiales y las canalizaciones de agua. El agua de grandes superficies como los lagos y los mares contiene solo una pequeña cantidad de microbios por litro.

Para ilustrar la relativa inocuidad de estas grandes superficies de agua se ha representado a una persona practicando esquí acuático en una carta de actividades sin riesgos. Igualmente, no es peligroso dejar que nuestros niños jueguen con agua de lavabo en un ambiente limpio y de uso regular.

Agua potable

El grupo de investigación del profesor Greub, en el Instituto de Microbiología de la Universidad de Lausana, ha trabajado estrechamente desde 2004 con Suez-Ondeo en París.

La finalidad del estudio realizado es definir mejor el impacto de las diferentes técnicas de tratamiento (filtro de carbón, filtro de arena, ozonización, cloración) en la calidad del agua una vez que sale de la planta de tratamiento y en el posible riesgo de beber agua potable en términos de salud pública.

Recientemente, este trabajo ha demostrado que la cloración puede reducir significativamente la biodiversidad microbiana del agua y causar una selección de bacterias del género Pseudomonas (15). Estos resultados sugieren que el agua con bajo contenido de cloro reduce el riesgo de selección de estas bacterias, conocidas por su alta resistencia a los biocidas y antibióticos. Este estudio apoya, por tanto, el uso de menos agua clorada en plantas modernas de tratamiento de aguas. Esto podría mejorar el sabor del agua y reducir la exposición del consumidor a los biocidas residuales cuyo impacto acumulativo en la salud probablemente no sea desdeñable.
Este trabajo también ha permitido detallar los riesgos, así como los métodos disponibles para evaluarlos (16) y demostrar el importante papel de las amebas como un bypass biológico en las plantas de tratamiento de agua (17).

 

 

Referencias bibliográficas

 

  1. Greub G, Raoult D. Microorganisms resistant to free-living amoebae. Clin Microbiol Rev. 2004 Apr;17(2):413-33.
  2. Bertelli C, Greub G. Lateral gene exchanges shape the genomes of amoeba-resisting microorganisms. Front Cell Infect Microbiol. 2012 Aug 21;2:110.
  3. Tosetti N, Croxatto A, Greub G. Amoebae as a tool to isolate new bacterial species, to discover new virulence factors and to study the host-pathogen interactions. Microb Pathog. 2014 Dec;77:125-30.
  4. Kebbi-Beghdadi C, Greub G. Importance of amoebae as a tool to isolate amoeba-resisting microorganisms and for their ecology and evolution: the Chlamydia paradigm. Environ Microbiol Rep. 2014 Aug;6(4):309-24.
  5. Lienard J, Croxatto A, Prod’hom G, Greub G. Estrella lausannensis, a new star in the Chlamydiales order. Microbes Infect. 2011 Dec;13(14-15):1232-41.
  6. Thomas V, Casson N, Greub G. Criblamydia sequanensis, a new intracellular Chlamydiales isolated from Seine river water using amoebal co-culture. Environ Microbiol. 2006 Dec;8(12):2125-35.
  7. Thomas V, Bertelli C, Collyn F, Casson N, Telenti A, Goesmann A, Croxatto A, Greub G. Lausannevirus, a giant amoebal virus encoding histone doublets. Environ Microbiol. 2011 Jun;13(6):1454-66
  8. Bertelli C, Mueller L, Thomas V, Pillonel T, Jacquier N, Greub G. Cedratvirus lausannensis – digging into Pithoviridae diversity. Environ Microbiol. 2017 Oct;19(10):4022-4034.
  9. Mueller L, Bertelli C, Pillonel T, Salamin N, Greub G. One Year Genome Evolution of Lausannevirus in Allopatric versus Sympatric Conditions. Genome Biol Evol. 2017 Jun 1;9(6):1432-1449.
  10. Thomas V, Casson N, Greub G. New Afipia and Bosea strains isolated from various water sources by amoebal co-culture. Syst Appl Microbiol. 2007 Nov;30(7):572-9.
  11. Lamoth F, Greub G. Amoebal pathogens as emerging causal agents of pneumonia. FEMS Microbiol Rev. 2010 May;34(3):260-80.
  12. Lamoth F, Greub G. Fastidious intracellular bacteria as causal agents of community-acquired pneumonia. Expert Rev Anti Infect Ther. 2010 Jul;8(7):775-90.
  13. Casson N, Posfay-Barbe KM, Gervaix A, Greub G. New diagnostic real-time PCR for specific detection of Parachlamydia acanthamoebae DNA in clinical samples. J Clin Microbiol. 2008 Apr;46(4):1491-3
  14. Marrie TJ, Raoult D, La Scola B, Birtles RJ, de Carolis E. Legionella-like and other amoebal pathogens as agents of community-acquired pneumonia. Emerg Infect Dis. 2001 Nov-Dec;7(6):1026-9.
  15. Bertelli C, Courtois S, Rosikiewicz M, Piriou P, Aeby S, Robert S, Loret JF, Greub G. Reduced Chlorine in Drinking Water Distribution Systems Impacts Bacterial Biodiversity in Biofilms. Frontiers Microbiol, 2018.
  16. Loret JF, Jousset M, Robert S, Saucedo G, Ribas F, Thomas V, Greub G. Amoebae-resisting bacteria in drinking water: risk assessment and management. Water Sci Technol. 2008;58(3):571-7.
  17. Loret JF, Greub G. Free-living amoebae: Biological by-passes in water treatment. Int J Hyg Environ Health. 2010 Jun;213(3):167-75.

 

En savoir plus par d’autres sites internet 

Suez-Ondeo : http://www.ondeo-is.com
The Water Research Foundation: http://www.waterrf.org