¡Un gigante!

El Lausannevirus es un virus gigante descubierto en 2011 por investigadores del Instituto de Microbiología de la Universidad de Lausana en una muestra de agua del río Sena en París.

Aunque los virus suelen ser 1000 veces más pequeños que las bacterias, los virus gigantes, descubiertos en los últimos 15 años, pueden ser tan grandes o más que las bacterias.

 

El Lausannevirus puede multiplicarse muy rápidamente dentro de las amebas1 presentes en el agua. En menos de 24 horas, puede destruirlas completamente y producir millones de nuevos virus.

Por ahora no se ha detectado enfermedad

Hoy por hoy, no sabemos si este virus puede causar enfermedades en los seres humanos. A pesar de que las personas que han estado en contacto con él han desarrollado anticuerpos2 contra este microbio, no hay casos de enfermedad causada por el virus gigante.

 

La investigación sobre nuevos microbios es muy laboriosa y solo tras muchos años de trabajo tras el descubrimiento de una nueva especie de virus o bacteria es realmente posible establecer el papel que desempeña en cierta enfermedad.

Es posible que el Lausannevirus sea simplemente un microbio del ambiente y que no cause ninguna enfermedad.

 

 

Ameba1= Organismo vivo de pequeño tamaño, formado por una sola célula capaz de desplazarse. Se encuentra de forma natural en nuestro medio ambiente, especialmente en el agua y en zonas húmedas. Algunas bacterias y virus pueden multiplicarse dentro de amebas, que son, por tanto, reservorio de estos microorganismos.

Anticuerpos2= Moléculas producidas por un tipo concreto de glóbulos blancos después de una infección o vacunación. Son capaces de reconocer sustancias ajenas al cuerpo y nos ayudan a protegernos de ellas.