Un nombre que dice mucho

El virus de la encefalitis1 por garrapatas es, como indica su nombre, un virus transmitido por la picadura de la garrapata. El nombre del virus TBE proviene del inglés Tick-Borne Encephalitis, es decir, que se transmite por garrapatas. El virus recibe también otros nombres como virus de la meningoencefalitis primaveroestival (virus MEPE) o su equivalente en alemán Frühsommer Meningoenzephalitis (virus FSME), que hacen referencia a que la mayoría de los casos de la enfermedad se producen a comienzos del verano.

 

El virus TBE se transmite por la picadura de Ixodes ricinus, que es una garrapata muy frecuente en Suiza. El virus TBE es mucho màs raro que Borrelia burgdorferi. Toda la población de la meseta suiza está al corriente de la existencia del virus y se estima que de un 0,5 a un 3% de las garrapatas se encuentran infectadas. Hasta ahora, no se han encontrado garrapatas portadoras del virus TBE por encima de los 1.000 metros de altitud.

Una enfermedad de gravedad variable

El virus TBE produce una enfermedad que puede cursar en dos fases. La primera fase de la enfermedad (1 o 2 semanas después de la picadura) transcurre sin síntomas o con síntomas parecidos a los de la gripe (fiebre, fatiga, dolor de cabeza). En la mayoría de los infectados la enfermedad no pasa de la primera fase.

 

Sin embargo, en aproximadamente un 10% de los infectados se manifiesta una segunda fase de la enfermedad, en la que aparecen síntomas neurológicos (dolor de cabeza, intolerancia a la luz, vértigos, pérdida de concentración y alteraciones de la marcha) que pueden durar semanas e incluso meses. La mortalidad entre estos pacientes es del 1% y no existe ningún tratamiento específico contra el virus. En los niños pequeños, sin embargo, la enfermedad es casi siempre benigna.

El riesgo de enfermar gravemente tras una picadura de garrapata existe pero es muy raro. En Suiza se producen entre 150 y 200 casos de encefalitis por garrapatas al año (cifras OFSP 2017). Se calcula que sólo 1 persona de cada 1.000 a 5.000 desarrolla una menigoencefalitis2 con síntomas neurológicos tras sufrir una picadura de garrapata en una zona de riesgo.

Sin antibióticos pero con vacuna

Como la encefalitis por garrapatas está producida por un virus no podemos curarla con antibióticos3. Afortunadamente existe una vacuna segura y muy eficaz. Se recomienda administrarla a partir de los 6 años de edad a todas las personas que vivan o permanezcan tiempos prolongados en una zona de riesgo, así como a aquellos que trabajan en el bosque (leñadores, guardas forestales, etc).

 

 

Encefalitis1= Inflamación aguda del cerebro, generalmente producida por virus.

Meningoencefalitis2= Inflamación simultánea del cerebro y las meninges, que son las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal.

Antibiótico3= Es un medicamento que permite matar a las bacterias o, al menos, frenar su crecimiento. Los antibióticos actúan frente a las bacterias pero no sirven para tratar infecciones producidas por virus o parásitos.