La bacteria Pasteurella multocida se describió por primera vez en 1879 y recibió su nombre en honor de Louis Pasteur, quien le dedicó una parte de su trabajo de investigación.

Pasteurella multocida forma parte de la microbiota normal de la boca y tubo digestivo de perros y gatos. Puede encontrarse en la saliva del 70-90% de los gatos y del 30-50% de los perros, así como en otros animales como caballos, cerdos, conejos, ratas y pollos.

 

 

 

Cuidado con las mordeduras de perro y gato

Esta bacteria se transmite a menudo al ser humano por medio de mordeduras de gato o de perro. Se calcula que tres de cada cuatro mordeduras de gato y la mitad de todas las mordeduras de perro producen infecciones por Pasteurella multocida. La bacteria también puede transmitirse, con menor frecuencia, a través de arañazos de gato.

 

Complicaciones graves

Pasteurella multocida produce la pasteurelosis en el ser humano. Esta enfermedad se caracteriza por la aparición rápida de una hinchazón y de un dolor intenso en la zona de la mordedura. Si la enfermedad no se trata con antibióticos1 pueden producirse complicaciones graves e incapacitantes, que a menudo afectan a las articulaciones y a los huesos. La bacteria puede también afectar al corazón provocando una endocarditis2.

La actitud correcta

  • Nunca te tomes a la ligera una mordedura de perro o de gato, aunque se trate de tus mascotas favoritas.
  • Lava la mordedura con abundante agua y jabón.
  • Desinfecta la herida y haz un vendaje con un apósito estéril.
  • Consulta a tu médico en todos los casos. Él te prescribirá, si es necesario, los antibióticos1 que impedirán el desarrollo de una infección grave por Pasteurella multocida.

Antibiótico1 = Es un fármaco que permite matar a las bacterias o, al menos, frenar su crecimiento. Los antibióticos actúan frente a las bacterias pero no sirven para tratar infecciones producidas por virus o parásitos.

Endocarditis2 = Inflamación del endocardio. El endocardio es la membrana que recubre la pared interna del corazón y de las válvulas cardíacas. La endocarditis es una enfermedad poco frecuente pero muy grave.