Anaplasma phagocytophilum es una bacteria intracelular1. Forma parte de la misma familia que las rickettsias de la que hemos hablado.

 

 

Las garrapatas involucradas

Esta bacteria se transmite a través de la picadura de la garrapata de la oveja (Ixodes ricinus), que es muy abundante en Suiza.

Los científicos del Instituto de Microbiología de Lausana, en colaboración con el Centro Nacional de Referencia Suizo de enfermedades transmitidas por garrapatas, han examinado más de 63.000 garrapatas recogidas en 172 localizaciones diferentes de Suiza observando que, alrededor de un 2% de las mismas, están infectadas por Anaplasma phagocytophilum.

 

La enfermedad producida por esta bacteria se llama anaplasmosis. Puede producir fiebre, dolores de cabeza y también una disminución en la cantidad de glóbulos blancos2 y plaquetas3 en la sangre.
Un estudio realizado en Suiza en 2003 demostró que un 10% de las personas que tienen fiebre después de una picadura de garrapata desarrolla anticuerpos4 contra Anaplasma phagocytophilum. Esto indica que han estado en contacto con la bacteria.

 

En cambio, los médicos rara vez sospechan de Anaplasma phagocytophilum como la causa de la fiebre después de una picadura de garrapata.

La anaplasmosis suele ser una enfermedad benigna que se cura de manera espontánea en menos de un mes. Sin embargo, las personas con un sistema inmunitario5 debilitado (niños pequeños, mujeres embarazadas, pacientes trasplantados o aquellos que reciben quimioterapia) pueden requerir tratamiento con antibióticos6.

 

 

Intracelular1 = Se dice de una bacteria que necesita estar dentro de una célula para sobrevivir y multiplicarse. Las bacterias intracelulares estrictas no pueden multiplicarse fuera de la célula hospedadora mientras que las bacterias intracelulares facultativas pueden proliferar también en ausencia del hospedador. Es muy difícil crecer bacterias intracelulares estrictas en el laboratorio y por eso a menudo no se detectan con las técnicas de cultivo más frecuentemente utilizadas para el diagnóstico.

Glóbulo blanco2 = Célula que forma parte del sistema inmunitario y que sirve para defenderse contra los microbios. También se le llama leucocito.

Plaquetas3= Pequeñas células sin núcleo presentes en la sangre. Son importantes para la coagulación.

Anticuerpos4= Moléculas producidas por un tipo particular de glóbulo blanco después de una infección o vacunación. Reconocen sustancias extrañas y nos ayudan a protegernos de ellas.

Sistema inmunitario5= Conjunto de mecanismos (anticuerpos, glóbulos blancos, etc.) que nos protegen de las infecciones.

Antibiótico6= Es un medicamento que permite matar a las bacterias o, al menos, frenar su crecimiento. Los antibióticos actúan frente a las bacterias pero no sirven para tratar infecciones producidas por virus o parásitos.