Riesgo nº 1: las garrapatas

No, no, no, las garrapatas no caen de los árboles. Viven en los campos o en la maleza, en pastos, arbustos y matorrales. Si necesitan alimentarse de sangre, se sitúan en la parte superior de tallos herbáceos y se aferran a nuestra piel cuando pasamos cerca de ellas.

Luego, antes de comenzar su banquete, se mueven por el cuerpo buscando lugares cálidos y húmedos como el hueco de las rodillas, las axilas o el cuero cabelludo. La picadura de garrapata es indolora, pero puede transmitir enfermedades tanto a humanos como a animales.

 

Microbios transmitidos por garrapatas

En nuestro país, las principales enfermedades transmitidas por garrapatas son la enfermedad de Lyme, causada por la bacteria Borrelia burgdorferi, y la encefalitis transmitida por garrapatas (o meningoencefalitis de verano), causada por un virus, el virus de la encefalitis transmitida por garrapatas. Las garrapatas también transmiten otras enfermedades menos frecuentes y más graves en nuestro medio. La tularemia1, por ejemplo, se debe a la bacteria Francisella tularensis y el número de casos está aumentando en Suiza.

 

En otras partes del mundo, en los Estados Unidos, en África o en el Mediterráneo, las garrapatas pueden transmitir rickettsias3. Las rickettsias producen dos tipos de enfermedades, el tifus6 y la fiebre botonosa. Estas infecciones cursan con fiebre, dolor de cabeza y un sarpullido con forma de botón. En ocasiones estas enfermedades pueden complicarse y ser muy graves. La fiebre botonosa de las montañas rocosas en Estados Unidos, por ejemplo, origina la muerte a más del 10% de los pacientes infectados, mientras que la fiebre botonosa mediterránea tiene una tasa de mortalidad cercana al 3%.

Recientemente, investigadores del Instituto de Microbiología de la Universidad de Lausana, en colaboración con el Centro Nacional de Referencia Suizo de enfermedades transmitidas por garrapatas han descubierto que las garrapatas de Suiza albergan también otros microbios como Anaplasma phagocytophilum u otras bacterias relacionadas con las clamidias7, incluyendo Rhabdochlamydia helvetica.

Que no cunda el pánico

  •  No todas las garrapatas son portadoras de microbios. En Suiza, solo de 5-30% de las garrapatas (hasta el 50% en algunos lugares) están infectadas por Borrelia burgdorferi y entre el 0,5-3% son portadoras del virus de la encefalitis por garrapatas.
  • Solo una pequeña proporción de las garrapatas infectadas transmiten enfermedades. Se estima que menos de un 3% de las personas picadas por una garrapata terminan desarrollando una infección por Borrelia
  • El riesgo de transmisión de Borrelia se ve incrementado con la duración del periodo de ingesta de sangre de la garrapata. Este riesgo es especialmente elevado tras una ingesta de más de 24 h de duración ya que la garrapata, llena de sangre, puede transmitir las bacterias por simple regurgitación8.

Más allá de las garrapatas ¿qué riesgo existe de encontrar microbios en el bosque?

Sobre las hojas de los árboles, en el suelo o alrededor de las raíces se encuentran numerosos microbios, en su mayoría inofensivos. Por otro lado, muchos animales que habitan en el bosque pueden ser portadores de microbios que causan enfermedades en los seres humanos.
El zorro, por ejemplo, a veces alberga un pequeño gusano llamado equinococo que puede adquirirse al comer bayas de los bosques contaminadas con excrementos de zorro. Los equinococos provocan una enfermedad hepática en el ser humano. Hoy en día los zorros son muy audaces ya que se acercan mucho a nuestras casas y huertos. Los equinocococos se pueden, además, encontrar en nuestras ensaladas.
¡Así que asegúrese de lavar bien todos los alimentos recogidos del huerto que vayan a consumirse sin cocinar!

Tularemia1= Enfermedad infecciosa denominada «peste de la liebre» o «fiebre del conejo» originada por Francisella tularensis. Las liebres, los conejos y pequeños roedores como los ratones y ratoncillos de campo actúan como reservorios de esta bacteria. Podemos encontrarla también en el agua y en la tierra. Se transmite al ser humano a través de garrapatas infectadas o por contacto directo con un medio contaminado o con animales enfermos. La tularemia provoca fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y fatiga. Se trata adecuadamente con antibióticos2 pero puede llegar a ser mortal si no se trata rápidamente.

Antibiótico2= Es un medicamento que permite matar a las bacterias o, al menos, frenar su crecimiento. Los antibióticos actúan frente a las bacterias pero no sirven para tratar infecciones producidas por virus o parásitos.

Rickettsias3= Las rickettsias son bacterias pertenecientes al género Rickettsia. Estas bacterias sólo pueden sobrevivir y multiplicarse en el interior de una célula. Se transmiten al ser humano y a los animales a través de distintos artrópodos4.

Artrópodo4= Animal de pequeño tamaño con patas articuladas y un esqueleto externo rígido que le obliga a crecer y desarrollarse a través de mudas sucesivas. Existen más de un millón y medio de especies de artrópodos, siendo el grupo animal más abundante sobre la superficie terrestre. En él se agrupan los insectos, los arácnidos (arañas, escorpiones y ácaros), los crustáceos y los miriápodos (milpiés).

Ácaro5= Artrópodo que forma parte, como las arañas, del grupo de los arácnidos. Los ácaros tienen cuatro pares de patas, al contrario que los insectos que sólo tienen 3. Existe una gran variedad de ácaros, pero la mayoría no son visibles a simple vista. Sin embargo algunos, como las garrapatas, pueden llegar a medir varios milímetros.

Tifus6= Enfermedad contagiosa grave provocada por rickettsias que se transmite al hombre a través de artrópodos4 (pulgas o piojos) que viven en ratones o en ratas. El tifus se caracteriza por la aparición de un fiebre alta, dolor de cabeza y en ocasiones también una erupción cutánea.

 Clamidias7= Las clamidias son un género de bacterias que cuenta con un gran número de especies causantes de un amplio abanico de enfermedades. Una de estas bacterias, Chlamydia trachomatis, es la responsable de una infección de transmisión sexual (ITS) bastante frecuente, que afecta aproximadamente a un 5% de la población sexualmente activa de Europa. Esta infección es a menudo asintomática y suele pasar inadvertida. Sin embargo, es una enfermedad contagiosa que puede producir infertilidad y aborto espontáneo en las mujeres que la padecen.

Regurgitación8= Retorno hacia la boca del contenido alimentario del estómago o del esófago. Muchas aves y algunos mamíferos regurgitan los alimentos para nutrir a sus crías.